RESUMEN DE PERSEO Y ANDROMEDA

RESUMEN DEL MITO "PERSEO Y ANDROMEDA"
 Argumento de la leyenda "Perseo y Andrómeda" .
El Rey Acrisio de Argos encierra a su hija Dánae lejos de los hombres mortales para "prevenir el cumplimiento de la profecia de que él moriría si su hija tuviera un hijo. 

Mientras estuvo encerrada, el dios Zeus la embaraza. 

Después de descubrir el embarazo, Acrisio expulsa a su hija junto al recien nacido Perseo al mar en un cofre de madera, con la esperanza de matarlos a ambos y evitar su destino. 

En retribución, Zeus no solo mata a Acrisio, sino que también le ordena al dios del mar, Poseidón, que suelte al monstruo conocido como el Kraken para que destruya Argos, cumpliendo así la profecía. 

Mientras, Danaë y Perseo flotan seguros a la isla de Séfiros. Calibos, hijo de la diosa del mar Tetis, es un hombre bien parecido que está destinado a casarse con la princesa Andrómeda, la hija de la reina Casiopea y a heredar la rica ciudad de Joppa. 

Pero el cruel y destructivo Calibos ha cazado y destruido toda cosa viviente que rodeaba los "Pozos de la Luna", incluyendo la manada entera de caballos alados de Zeus (excepto a Pegaso). Como castigo por esta y sus muchas otras transgresiones, Zeus transforma a Calibos en un sátiro, criatura que es posteriormente desterrada y condenada a vivir como un extraño en los pantanos. 

Tetis, furiosa por el destino de su hijo, exclama que si Calibos no puede casarse con Andrómeda, ningún otro hombre podrá. Igualmente, enfurecida por la total devoción de Zeus por su hijo, Tetis transporta a Perseo (Harry Hamlin) desde Séfiros hasta Jopa. Perseo, habiendo hecho amistad con el dramaturgo y erudito Ammon (Burgess Meredith), escucha de la grave situación de Andrómeda: ella no puede casarse a menos de que su pretendiente conteste de forma correcta un acertijo, y cualquier pretendiente que falle al responder el acertijo es quemado en la hoguera. 

Armado con regalos de los dioses (una espada, un escudo y un casco que vuelve invisible a quien se lo coloca), Perseo captura a Pegaso y sigue al espíritu de Andromeda que va en una jornada nocturna para recibir un nuevo acertijo de parte de Calibos. 

Conociendo la respuesta, Perseo casi es asesinado por Calibos, pero escapa, aunque perdiendo el casco en el pantano durante la pelea. Perseo aparece en la siguiente ceremonia como un nuevo pretendiente y responde el acertijo de forma correcta, mostrando la mano cortada de Calibo (con un anillo de oro con 2 perlas en uno de sus dedos, lo cual es la respuesta al acertijo) y ganando el derecho de casarse con Andrómeda. 

En el templo de Tetis, Calibos clama a su madre para que tome venganza de Perseo. Tetis le dice a Calibos que ella no puede hacerlo porque es el mismísimo Zeus quien protege a Perseo, pero que ella puede tomar venganza de Jopa. En la boda, la reina Casiopea expresa con alegría que la belleza de Andrómeda es superior a la de cualquier ser en la tierra y en el cielo, incluso que es más bella que la diosa Tetis, comentario que enoja a la diosa. 

La cabeza de la estatua de Tetis cae al suelo y cobra vida, demandando que Andrómeda sea sacrificada virgen al Kraken en treinta días, porque sino, la ciudad de Joppa sería destruida. Perseo entonces busca la manera de derrotar al Kraken, pero Pegaso es capturado por Calibos y sus hombres. Zeus le ordena a Atenea (Susan Fleetwood) que le dé a Perseo su búho Bubo como reemplazo del casco de invisibilidad que perdió. 

En vez de eso, ella le ordena a Hefesto (Pat Roach) que construya una réplica mecánica de Bubo para que ayude a Perseo. 

Bubo guía a Perseo hasta las Brujas de Estigia, tres mujeres ciegas (Flora Robson, Anna Manahan, and Freda Jackson) quienes le dicen que la única forma de derrotar al Kraken es usando la cabeza de otro monstruo, la gorgona Medusa. 

Alguna vez una mujer hermosa, Medusa fue castigada por la diosa Afrodita (Ursula Andress), siendo transformada en un monstruo horrible. 

Tan solo la mirada de Medusa convierte a toda criatura viviente (incluso al Kraken) en piedra. Ella tiene su hogar en la Isla de los Muertos, la cual reposa cruzando el río Estigia, en los confines del Inframundo. 

Una vez allí, Perseo y sus hombres combaten a Dioskilos, un perro de dos cabezas quien es el guardián de Medusa. Logran matar al perro y se hacen camino hacia las ruinas donde Medusa vive. 

Uno de los hombres de Perseo pierde la vida por una de las flechas de Medusa, mientras otro es capturado por la mirada de Medusa y es convertido en una estatua de piedra. Perseo eventualmente logra decapitar a Medusa con la ayuda de su escudo y recoge su cabeza, pero pierde completamente el escudo al caer este en un pozo de sangre ácida. Mientras él y sus acompañantes duermen antes de disponerse a regresar, Calibos se introduce en el campamento y pincha la capa que tenía en su interior la cabeza de Medusa, causando que su sangre se derramara y que de ella salieran dos escorpiones gigantes. 

Los escorpiones y Calibos atacan al grupo. Después que sus hombres murieran, Perseo pudo matar a los escorpiones y se ensarta en una lucha final con Calibos, a quien finalmente mata con la espada de Afrodita. Perseo, cansado por el enfrentamiento y quedándose sin tiempo, le pide a Bubo que encuentre a Pegaso. 

El búho lo localiza en el pantano, resguardado por los hombres de Calibos y el buitre. Bubo logra espantar a los sirvientes de Calibos, destruir el campamento y liberar al corcel alado. Justo cuando Andrómeda iba a ser sacrificada, Bubo aparece, tratando de distraer al Kraken mientras Perseo se acerca a él volando en Pegaso. 

Perseo logra acercarse pero es derribado, cayendo en el océano junto con la cabeza de Medusa. Bubo recupera la cabeza y se la entrega a Perseo, quien la revela, convirtiendo al Kraken en piedra, el cual colapsa en la bahía. Perseo llega hasta Andrómeda y la libera de sus cadenas, llevándola en brazos hasta su madre para alegría de la multitud. 

Al final, los dioses discuten el resultado de la aventura: Zeus le prohíbe a los otros dioses tomar venganza alguna contra ellos, y finaliza diciendo las siguientes palabras: "Perseo y Andrómeda vivirán felices y juntos, tendrán hijos sanos y hermosos a los que educarán sabiamente. 

Y para perpetuar la proeza de su valor, ordeno que de ahora en adelante él ocupe un lugar prominente entre las estrellas y constelaciones.


Lea tambien:

Siguenos en facebook