Subir

EN FACEBOOK



LA LEYENDA DEL LAGO TITICACA | Manco Capac y Mama Ocllo

/
LA LEYENDA DEL LAGO TITICACA

Cuenta la leyenda que en la gran meseta del Altiplano había una ciudad tan rica y poderosa que sus habitantes creían que todo el mundo debía mostrar sumisión ante ellos.

A ella llegaron unos nativos pobres y andrajosos, a quienes rechazaron y les pidieron que se vayan. Estos indios profetizaron la destrucción de la ciudad por terremotos, agua y fuego. Los pobladores se burlaron de los indios y los expulsaron a golpes. Los sacerdotes quedaron muy preocupados, e incluso algunos huyeron de la ciudad y se instalaron en el templo de la colina. Los pobladores también se burlaron de estos sacerdotes.

Hasta que llegó un día en el que una gran nube iluminó con una fuerte luz roja todo el cielo y la tierra. Luego cayó un enorme relámpago, se escuchó un gran trueno y la tierra tembló y se abrió. Solo los sólidos edificios de piedra se mantuvieron sin daño, pero luego comenzó a caer una lluvia roja.

La tierra volvió a abrirse y uno a uno fueron cayendo las grandes y poderosas construcciones, hasta que no quedo ninguna en pie. Los canales de riego se destruyeron y los ríos se desbordaron, inundando lo poco que quedaba de la ciudad. Las aguas lo cubrieron todo y desde ese día se formó un gran lago sobre lo que fue la gran y poderosa ciudad. Así se formó el lago Titicaca.

Solo se salvaron los sacerdotes, pues ni el terremoto ni las aguas lograron derribar el templo de la colina. Ese sitio quedó como una isla, que hoy se llama Isla del Sol. También se salvaron los indios harapientos, que observaron desde lo alto de la colina como se destruía la grande y bella ciudad. De ellos nacieron los callawayas, que viven en el Altiplano y son curanderos de grandes habilidades.

En la actualidad, el lago Titicaca es el lago de agua dulce más grande de Sudamérica. Se encuentra en el Altiplano, entre el Perú y Bolivia, a cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar. Era considerado por los Incas un lugar sagrado, porque allí bajaron los hijos del dios Sol.
Lea tambien: