Subir

EN FACEBOOK


Búsqueda personalizada


RESUMEN EL ZARCO - Ignacio Manuel Altamirano

 RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "EL ZARCO"
- Ignacio Manuel Altamirano -
 Argumento de "El Zarco", libro de Ignacio Manuel Altamirano.
Esta novela, escrita entre 1887 y 1889 y publicada póstumamente, lleva como subtítulo: Episodio de la vida mexicana de 1861 a 1863. 

Nicolás es el hombre cabal y sencillo que se desempeña como herrero en la hacienda de Atlihuayan y se enamora de Manuela; la madre de ésta no tiene objeciones para con esta relación, pero Manuela se ha enamorado de un bandolero cruel y sanguinario apodado ‘El Zarco’, jefe de una cuadrilla. 

Por el temor a los facinerosos, la madre decide abandonar esas tierras y dirigirse a México; el proyecto se trunca, pues ‘El Zarco’ secuestra a la chica con consentimiento de ella, en vísperas del viaje. 

 En la guarida de ‘El Zarco’, la chica se enfrenta a la cruda realidad: la vida no es lo que ella había soñado. El secuestro de Manuela causa la muerte de la madre. Nicolás se compromete con Pilar. Los actos de los bandidos en la región han creado tal estado de zozobra que se produce un levantamiento que acaudilla Martín Sánchez Chagollán; éste solicita directamente al presidente Benito Juárez el permiso para acabar con los bandoleros. 

Alguien ha delatado que ‘El Zarco’ pretende echar a perder el matrimonio de Nicolás y Pilar. En la celada que se tiende caen detenidos ‘El zarco’ y sus cabecillas; todos son ahorcados, ‘El Zarco’, al pie del árbol de sus citas nocturnas con Manuela, quien, al enterarse de la muerte de su amante, muere de tristeza. 

En “El Zarco” se presenta un mayor acercamiento entre acción, personajes y medio. En la acción se produce por la confrontación de dos fuerzas con posiciones distintas ante la sociedad y conformadas también dentro de valores y realidades distintas, aquéllas que ofrecen las comarcas donde se realizan los hechos: Yautepec y Xochimancas. 

 Los personajes, aunque con la diferenciación similar a la de su novela anterior (‘Clemencia’), se encuentran comprometidos con la posición social que han asumid o y cuyo propósito se halla más allá de los límites individuales. 

Es cierto que existen elementos románticos en ‘El Zarco’; por ejemplo, podemos mencionar todos aquéllos que se relacionan con el cumplimiento de destinos infortunados, esa desdichada relación entre Manuela y el bandolero, esa visión siniestra de jinetes apocalípticos, o la diabólica imagen de la amante de ‘El Zarco’ envuelta en la codicia, etc., pero en la obra de Altamirano impera la razón y sólo se aprueba el sentimiento cuando se adecua a las normas morales que imperan en el medio. 

Según el argumento, bien podría pensarse que nos hallamos ante una narración de aventuras: el bandido y sus amores; mas no se trata del legendario o del valiente que roba a los ricos para darles a los pobres o que repara injusticias, ‘El Zarco’ es el contrario, abyecto que asalta, roba y siembra el caos entre los honrados vecinos.
Lea tambien: