Subir
 POEMAS DE DESPEDIDA

ACUERDATE DE MI - C. A. Salavery
Cuando veas que una ave solitaria
Cruza el espacio en moribundo vuelo,
Buscando un nido entre el mar y el cielo,
¡acuérdate de mí!

ADIOS - G. Mistral
En costa lejana y en mar de Pasión,
dijimos adioses sin decir adiós.
Y no fue verdad la alucinación.

ADIOS - A. Storni
Las cosas que mueren jamás resucitan,
las cosas que mueren no tornan jamás,
se quiebran los vasos y el vidrio que queda
¡es polvo por siempre y por siempre será!

ADIOS - Manuel María Flores
Adios para siempre, mitad de mi vida
un alma tan solo teníamos los dos,
mas hoy es preciso que esta alma divida
la amarga palabra del ultimo adios.

ALMA VENTUROSA - Leopoldo Lugones
Al promediar la tarde de aquel día,
Cuando iba mi habitual adiós a darte,
Fue una vaga congoja de dejarte
Lo que me hizo saber que te quería.

AUSENCIA - G. Mistral
Se va de ti mi cuerpo gota a gota.
Se va mi cara en un óleo sordo;
se van mis manos en azogue suelto;
se van mis pies en dos tiempos de polvo.

A VERTE VOLVÍ, SILVIA QUERIDA - M. Melgar
¿Por qué a verte volví, Silvia
querida?
¡Ay triste! ¿para qué? ¡Para trocarse
mi dolor en más triste despedida.

CHAU - Mario Benedetti
Te dejo con tu vida
tu trabajo, tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

CANCIÓN COTIDIANA - José A. Buesa
Tu amor llegó calladamente;
calladamente se me fue...
Porque el amor es una fuente
que se nos seca de repente,
sin saber cómo ni por qué.

ELEGÍA LAMENTABLE - José A. Buesa
Desde este mismo instante seremos dos extraños
por estos pocos días, quien sabe cuantos años...
yo seré en tu recuerdo como un libro prohibido
uno de esos que nadie confiesa haber leído.

EL ULTIMO ADIOS - M. Melgar
Si dos con el alma
Se amaron en vida
Y al fín el destino
Separó a los dos

Ya ves que es tan honda
la pena sentida
Que nada hay mas triste
que el ultimo adios.

EL URPI
A las montañas ire;
Sin acordarme de ti.
Y en el mundo no ayaras;
Ni la memoria de mi.

FARAWELL - Pablo Neruda
Desde el fondo de tí, y arrodillado,
un niño triste como yo, nos mira.
Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.

LA PARTIDA - Lord Byron ¡Todo acabó! La vela temblorosa
se despliega a la brisa del mar,
y yo dejo esta playa cariñosa
en donde queda la mujer hermosa,
¡ay!, la sola mujer que puedo amar.

PIEDRA NEGRA SOBRE PIEDRA BLANCA - C. Vallejo
Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París -y no me corro
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

POEMA DE LA DESPEDIDA - José A. Buesa
Te digo adiós y acaso te quiero todavía
Quizás no he de olvidarte... Pero te digo adiós
No sé si me quisiste... No sé si te quería
O tal vez nos quisimos demasiado los dos...

TE DIGO ADIOS - Rafael Alberti
Te digo adiós, amor, y no estoy triste.
Gracias, mi amor, por lo que ya me has dado,
un solo beso lento y prolongado
que se truncó en dolor cuando partiste.
Lea tambien:

Siguenos en facebok