Subir

Siguenos en facebok


RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "LA COLMENA"
- CAMILO JOSE CELA -
Argumento del libro "La Colmena" de Camilo Jose Cela
Con esta obra preludia Cela el “realismo social”; según el no es otra cosa que un pálido reflejo de una humilde sombra de la cotidiana, áspera, entrañable y dolorosa realidad. Sin embargo, en ocasiones, se aproxima a una pintura hecha a través de lentes deformantes que el autor se pone para acentuar su amargura y su inconformidad ante lo que le ofrece la realidad; la técnica utilizada en esta obra por Cela es el modelo clásico del contra punto de Huxley, o del estadounidense Dos Pasos.

La situación social que relata la obra corresponde a el Madrid de la posguerra y se enfoca en una sociedad determinada con sus rasgos distintivos, su moral, sus costumbre; los protagonistas no hacen el recorrido completo por el relato, si no que el enjambre de personajes va tomando y dejando apuntes que tejen el que hacer de la vida diaria; abundan los seres sórdidos, despiadados, degenerados o venales, al lado de estos se describen las criaturas desvalidas, apeladas por la vida, a quienes Cela mira con una velada ternura.

La novela se puede clasificar como costumbristas, donde no se satiriza la manera de la picaresca del siglo de oro, el autor se limita pasar la cá
mara por aquellos sectores sin tener en cuanta el aspecto moralizador, este hecho le ha valido que la critica lo califique de falto de psicología para prolongar la vida de los personajes, son siluetas que desfilan rápidamente, como transeúntes apresurados, son bocetos magníficos, sugerentes, cagados de vida que imaginamos apasionantes, pero que el autor no se propone sino en esquema.

Todo lo cual no conduce si no restar densidad, dimensión y autentico color humano a los personajes de la novela.

La técnica cinematográfica utiliza por Cela, la comparte con Sánchez Ferlosio; su labor consiste en seleccionar los momentos, situaciones, diálogos y sobre todo, en encadenarlos con esto pretenden provocar unas reacciones o emociones en los lectores a quienes se delega la función de extraer las conclusiones y los juicios.

Cena con La colmena inicia un camino en la novelista de posguerra; a el le sigue Sánchez Ferlosio; con su obra la jarama; la diferencia en los dos autores es que mientras Cela utiliza el telescopio para enfocar al sector que le interesa; Sánchez utiliza el microscopio, analiza una porción detallada de la realidad.

Para La colmena existe un desarrollo determinado en el tiempo y va desde la tarde del primer día en que los hechos comienzan realizarse, hasta la noche del siguiente día, con un final fuera de epilogo que ocurre cuatro días después.

El acontecer de los eventos no es, sin embargo consecutivo; los capítulos primero, segundo y cuarto suceden el primer día, mientras que en la jornada segunda se desarrollan los capitules sexto, tercero y quinto de esa manera, la colmena con un estilo de relato formal sin excesivas complejidades, se convierte en una novela de valor indiscutible no solo por su multiplicidad espacial y temporal, si no por el universo novelesco que se logra en la obra; se trata algo mas de trescientos personajes que se dan citas en las paginas; son niños, hombres, mujeres y viejos, que por mil motivos se entrecruzan ofreciendo un mural de la sociedad madrileña de los años 40; se retratan allí con miserias y grandezas, con sus angustias e inquietudes diarias y con ilusiones de ante mano condenadas al descalabro.

De esta manera, vemos desfilar por sus páginas a las beatas que juzgan y enjuician alas prostitutas; el empleado de poco sueldo y mucho trabajo, el pedante y el prestamista, entre muchos. De tal manera que dentro de este vulgar universo dibujado por Cela y donde la mentira y la mediocridad campean, la sociedad se ha convertido en una grotesca caricatura.

Tampoco La colmena es una novela de la lectura tranquila y apaciguadora por que también se retratan en ella el dolor, la crueldad e incluso la muerte: los personajes sobreviven en ese universo, mientras que unos disfrutan de las carencias de los otros. La ternura que en la novela asoma no es producida por el amor, sino, mas bien, por la desgracia.
Lea tambien: