Subir
RESUMEN DE LA OBRA LA ARAUCANA
- ALONSO DE ERCILLA-
Argumento del libro  "La Araucana" de Alonso de Ercilla.
El poema empieza con la descripción de habitantes y costumbres de chile, además de la llegada de los españoles (Canto1); sigue uno de los más bellos cantos: el consejo de los caciques para elegir capitán.

Primeras luchas:
Valdivia ataca Tucapel y sufre grandes pérdidas. Venganza de los españoles, llegada a la concepción, batallas de araucanos y españoles y fiestas de aquellos por sus triunfos (Cantos II-XI).

La segunda parte empieza con la llegada del marqués de Cañete don García Hurtado de Mendoza al Perú.

Envía auxilio a los españoles; Villagrán ataca a lautaro y le infiere grandes pérdidas. Nuevos ataques araucanos y empieza el episodio de San Quintín intercalado para narrar lo que por los mismos días esta ocurriendo al los españoles en Europa. Asalto de los araucanos y retirada de Tucapel.

Caupolicán pasa revista a su gente, y la bella Tegualda, hija del cacique Brancol, refiere al poeta su lastimosa historia y encuentre entre los cadáveres el de su marido. Nuevas batallas: los españoles cortan las manos del indio Galvarino, que pronuncia varios discursos en la asamblea para incitar a los indios a la venganza.

Desafió de Caupolicán a los españoles:
Se traba la gran batalla con suerte adversa para los de Arauco. Obstinación y muerte de Galvarino, episodio del jardín y estancia del mago Fitón (Cantos XII-XXVI).

En la tercera parte, el poeta escribe diversas ciudades de España, África, Asia y América; encuentro con la hermosa Glaura que narra a Ercilla sus desdichas; nuevo combate y descalabro de los indios.

Interviene Andresillo, por cuyo consejo Caupolicán vuelve a atacar, para salir nuevamente derrotado. Episodio de la historia de Dido. Prisión, castigo y muerte de Caupolicán, el valiente indio que antes de morir es bautizado. Con grandes trabajos retornan al Perú los españoles.

El último canto es una digresión del poeta sobre los derechos de Felipe II al trono de Portugal (Cantos XXVII-XXXVII).”
Lea tambien:

Siguenos en facebok