RIMA XXXIV - Gustavo Adolfo Becquer

RIMA XXXIV DE GUSTAVO ADOLFO BECQUER

¡No me admiró tu olvido!
Aunque de un día,
me admiró tu cariño mucho más;

porque lo que hay en mí que vale algo,
eso... ni lo pudiste sospechar.


Lea tambien:

Siguenos en facebook